21 ene. 2010

En la Estación del tren V

Amiga deseperada (21) recibiendo un mensaje - ¡Ah! ¡Mirá! ¡Mirá! ¡Me mandó un mensaje para invitarme a salir el viernes! Parame un minuto, que le pongo que si.

Minita consejera (24)- No, para, para, que así se nota que estás desesperada, no le pongas que si.

Minita desesperada- !Uh! Si, tenés razón. ¿Y que le pongo? Aconsejeme maestra.

Minita consejera - Y para, a ver, si se me ocurre algo bueno.

Minita desesperada- No, porque si tardo mucho, va a creer que estoy pensando la respuesta.

Minita consejera - ¡Ah!, tenés razón, mandale, llamame en 20', así tenemos tiempo para planear un estrategia.

Minita desesperada- Genial, sos una genia, sos una genia.


(a. Quedate tranquila, que aunque tardes cinco horas, nadie va a creer que vos pienses una respuestas, o incluso, que pienses.

b. Si tu amiga es una genia, es hora de meterla adentro de la lampara de vuelta.)

4 comentarios:

Los amigos del duende dijo...

JEJEJEJEJEJEJEJEJE... el problema de muchas mujeres... hacer estrategias... pensar demasiado...

el problema de las otras muchas mujeres... ser amigas de las descriptas arriba!!!!

KAZ dijo...

Jajaja, mató lo de meterla adentro de la lámpara de vuelta. A cuántas amigas de potenciales levantes habría que tenerlas así de guardadas...

Nené dijo...

lamentablemente, esa forma de pensar es común en muchas minas. Es más común de lo que los hombres se imaginan!!

Gustavo dijo...

LADD, el problema de muchas mujeres, es tener demasiado timepo al pedo

Kaz,¿A todas?

Naná, de pensar?, sos muy generosa.